Puede que al hablar de las aplicaciones del GPS, lo primero que nos venga a la cabeza sean los navegadores de coche que usamos para que nos indiquen paso a paso cómo llegar a una ubicación concreta. Sin duda, ese fue uno de los primeros y más útiles usos de los sistemas de navegación y localización, pero, ¿qué otras finalidades menos conocidas e igualmente útiles se le pueden dar a un dispositivo de geolocalización por GPS conectado? A continuación presentamos algunos:

Antirrobo de vehículos: En Mapit somos expertos en ello y sabemos que un antirrobo para coche y moto (y de hecho, para cualquier vehículo) es uno de los usos más útiles que se le puede dar a un GPS. Cuando el resto de sistemas fallan -alarmas, cadenas, pinzas- un localizador nos aporta tranquilidad ya que permite controlar la ubicación del vehículo, y en muchas ocasiones, prevenir el robo o permitir la recuperación de los vehículos sustraídos.

Localización de personas: Esa función de geolocalización también es muy útil para controlar la ubicación, en este caso, de personas que en un momento dado pueden necesitar ayuda, por pérdida o accidente: alpinistas, niños, personas mayores… Ya sea porque un anciano o niño se pierden y no saben volver a casa, o porque un alpinista sufre un accidente y no dispone de los recursos (móvil, walkie talkie etc.) para comunicarse. Sea cual sea el caso, moverse con un localizador GPS permite a los familiares y servicios de rescate acceder al lugar donde se encuentra la persona en un breve periodo de tiempo.

Accidentes de aviación: En más de una ocasión, por desgracia, hemos oído hablar de casos en los que una avioneta sufre un accidente y tardan días e incluso semanas en localizar los restos. Si las avionetas volaran con localizadores GPS, aunque este se rompiera en el siniestro o perdiera cobertura, con tan solo un clic podría saberse el lugar donde se encontraba la avioneta segundos antes y por lo tanto, localizarla podría suponer un inmenso ahorro de tiempo y dinero, y en más de una ocasión podría salvar la vida de las personas que viajaban en el interior.

Control de animales: Los dispositivos GPS suelen ser de tamaño reducido y por ello pueden incorporarse fácilmente, por ejemplo, en el collar o arnés de nuestra mascota. De esta forma, si un animal se pierde o se escapa, saber dónde está sería muy sencillo y solo deberíamos ir a la zona que marca nuestro GPS para dar con él.

Rastreo de pedidos y compras: cada vez es más común que las empresas proporcionen un número de seguimiento para los pedidos online, que permiten controlar a través de la web la posición de nuestros pedidos, y ver si están cerca o lejos del lugar de entrega. La información de esa posición se consigue gracias a la implantación de sistemas GPS en los vehículos de reparto. Sin embargo, también es aplicable a otro tipo de objetos personales, como por ejemplo, a nuestro equipaje cuando vamos de viaje. De ese modo, aunque la compañía pierda nuestra maleta y la envíe a otro destino, siempre podremos saber dónde está y proporcionar esa información para que la recuperen lo antes posible.

(¡Atención, no todos los sistemas GPS sirven para todos los usos! Si quieres ver qué tipos existen y las características de cada uno haz clic en este enlace).

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][:en]When discussing GPS applications, the first thing that normally comes into our minds are car navigators that are used as a guide to some location. This was undoubtedly some of the first and most useful uses of navigation and location systems, but ¿what other less-known – but equally useful – finalities can be given to devices connected through this technology? In the following lines we will discuss the most attractive ones:

Vehicle anti-theft: In Mapit, we are experts on this matter, and we are aware that an antitheft device for cars and motorcycles (and in fact for any vehicle) is one of the most useful applications that can be given to a GPS. When the rest of the systems fail – alarms, chains …etc.- a locator gives us the tranquility of being able to locate the vehicle and on most occasions, prevent it from being stolen.

Locating people: GPS trackers are also very useful to control the location of people that at a given time may need help because they got lost or they had an accident: climbers, elderly people, kids… Be it because a kid got lost and doesn’t know how to return home, or because a climber doesn’t have the resources to communicate. Whichever is the case, moving with a GPS tracker allows families and rescue services to more efficiently access the place where the person finds itself in a short amount of time.

Plane accidents: On more than one occasion, unfortunately, we have heard of cases in which an airplane suffers an accident and it is not until after several days or weeks that the remaining elements are found. If airplanes flew with GPS trackers, even if they broke or connection was lost, in only one click the place where the plane found itself seconds earlier would be available. Finding it in such an efficient way would save a substantial amount of time and money – and even save the lives of those in the plane.

Animal control: GPS trackers are usually very small and because of that can be easily incorporated, for example, in the collar of our pet. This allows owners to easily and conveniently locate the animal in case it escapes.

Shipment tracking: it is very common that companies give a tracking number to online orders, that allow controlling through the website the location of the order. The information on that location is obtained thanks to the implementation of GPS systems in the vehicles. Nevertheless, it is also applicable to other types of personal objects like for example our luggage when we travel. In this way, even though the company loses our luggage and sends it to another destination, we will always be able to locate it.

Abrir Whatsapp
¿Necesitas ayuda?