mobile+device_2580x2200_01¿Son igual de útiles todos los localizadores? ¿Ofrecen la misma seguridad? La respuesta es difícil, ya que existen rastreadores de todo tipo: para motos, coches, animales e incluso personas, que ofrecen distintas opciones tecnológicas y permiten que el producto se adapte a las necesidades de los usuarios. Para saber qué tipo de localizador es el qué más te conviene, a continuación te mostramos las diferentes tecnologías presentes en el mercado, con sus ventajas e inconvenientes.

Localizadores GPS, a menudo llamados trackers, localizadores satelitales o incluso antirrobos GPS, los hay de estos tres tipos:

-Localizadores GPS con conexión GPRS o 3G.

-Localizadores GPS LPWAN (Sigfox)

-Localizadores Bluetooth

Cada una de estas tecnologías tiene pros y contras y está adecuada para unos usos u otros. ¿Cuáles? A continuación, los detallamos:

 

Localizadores GPS con conexión GPRS o 3G.

Estos dispositivos usan tecnología 2G y 3G, aunque hablando con propiedad deberíamos llamarlos GPRS (tecnología 2G) y UMTS (3G). Su principal ventaja es la cobertura, ya que suele ser muy buena al usar la misma infraestructura de comunicación que la telefonía móvil y encuentran cobertura en la mayoría de países del mundo. Como los teléfonos móviles, llevan una tarjeta SIM para funcionar, con lo que dependiendo de tu operadora el coste puede ser mayor o menor cada mes, y puede aumentar o no al salir al extranjero. Algunos dispositivos funcionan con datos, como los teléfonos actuales y otros funcionan mediante el envío de SMS para informar de la posición del dispositivo. Estos últimos pueden suponer un desembolso elevado si tu contrato con la operadora te cobra los SMS.

Esta tecnología permite transmitir muchos datos y en un periodo de tiempo menor, dado que tienen un gran ancho de banda. Eso permite, por ejemplo, mostrar la ruta del vehículo de forma más detallada o enviar otro tipo de datos del vehículo, siempre que tengas dispositivos instalados aptos para recoger esa información.

A cambio, estas prestaciones tienen sus inconvenientes: el consumo de batería es elevado y el coste de la SIM es caro si tenemos en cuenta el resto de soluciones disponibles. Además, este tipo de tecnologías son fáciles de inhibir con inhibidores de frecuencia básicos, que bloquean la señal e impiden la comunicación con el dispositivo.

Como consumen mucha batería hay dos opciones, o cargarlo cada día o enchufarlo a la batería de tu vehículo. Esta opción requiere la instalación por parte de un técnico especializado y en algunos casos provoca problemas con la batería del vehículo ya que puede vaciarla si no se usa durante mucho tiempo.

Resumiendo:

PROS:

-Amplia cobertura

-Permite enviar mucha cantidad de datos, lo que hace que tu experiencia de usuario sea mejor.

CONTRAS:

-Coste mensual de conexión alto

-Cobertura internacional dependiendo de tu operadora móvil.

-Necesita instalación profesional habitualmente

-Consumo de batería alto

-Fácilmente inhibible por parte de potenciales ladrones.

 

Localizadores GPS LPWAN (Sigfox)

Estos dispositivos son idénticos a los que funcionan con GPRS o 3G exceptuando su tecnología de comunicación. En vez de utilizar una SIM para conectarse a la red de telefonía, utiliza un módulo de comunicación con tecnología LPWAN o Low-Power Wide-Area Network. Esta tecnología es muy novedosa y está pensada para el desarrollo del llamado “Internet of things” o Internet de las cosas. La idea es que los aparatos se comuniquen entre ellos a través de esta frecuencia. En España, la red, con tecnología SIGFOX, esta explotada por Cellnex, la empresa que se encarga de llevar la señal de televisión a nuestros hogares. Como ejemplo, es la conexión que utiliza Seguritas Direct para sus alarmas.

Las ventajas de esta tecnología son, en primer lugar, su cobertura, muy parecida a la de sistemas GPRS y el hecho de que está operativo en muchos países. En segundo lugar, el coste anual para el usuario es muy reducido y fijo, es decir, sin extras por enviar más información o menos o por ir a otros países. También hay que destacar que el consumo de batería es mucho menor. Esto permite dispositivos con batería propia que no necesiten ser instalados por un profesional ni conectados a la batería del vehículo.

Esta tecnología por radiofrecuencia permite realizar diseños más pequeños y con mayor autonomía, con un coste de mantenimiento reducido. Además, los aparatos que usan esta tecnología son inmunes a los inhibidores de frecuencia dado que el “ruido” que generan los inhibidores no es capaz de bloquear este canal de comunicación.

¡Pero no todo podían ser ventajas! Estos sistemas tienen poco ancho de banda por lo que pueden transmitir poco volumen de datos. Esto se traduce, por ejemplo, en que ofrecen rutas menos detalladas. Además, no es posible obtener una localización GPS en interiores, ya sea en casas o garajes.

Resumiendo:

PROS

-Amplia cobertura

– Coste anual menor

-Cobertura en casi toda Europa sin cargos adicionales

-Consumo de batería reducido

-No necesidad de instalación por parte de un profesional.

-Al no estar instalado, se puede ir cambiando el dispositivo de vehículo si así se desea.

-Más difícil de inhibir en caso de intento de robo.

CONTRAS

-Ancho de banda menor, lo que significa que el dispositivo envía menos datos. Esto puede hacer que la visualización de tu recorrido, por ejemplo, no sea tan precisa como con 2G o 3G

-Localización en interiores menos precisa.

 

Localizadores Bluetooth

Cada vez vemos más dispositivos que usan el Bluetooth para localizar objetos o personas. Esta tecnología es útil para la localización de objetos cercanos, en distancias menores de 10 metros. Estos dispositivos hacen uso de los móviles para determinar la posición, avisando si están dentro del área de cobertura o fuera. Su principal ventaja es que el tamaño es muy reducido y el consumo de batería es mínimo (usan pilas de botón con aproximadamente 1 año de duración). Además, suelen ser bastante económicos y no es necesario pagar cuotas mensuales.

Si idealmente todo el mundo tuviera instalada una misma aplicación de localización por bluetooth, esta tecnología sí que serviría para encontrar un vehículo o persona en cualquier parte del mundo, pero la realidad es que solo son útiles para avisar si tu dispositivo sale del área de cobertura de 10 metros. Es útil para avisarte si te dejas tus llaves o cartera en algún sitio, pero no para encontrar el coche si te lo han robado.

Estos aparatos no llevan GPS sino que utilizan el de tu teléfono, con lo que no es posible determinar una localización si no hay un móvil cerca.

Resumiendo:

PROS

-Coste reducido

-No hay costes anuales de comunicación

-Tamaño pequeño

CONTRAS

-Solo localizan objetos o personas en un rango de 10 metros.

 

Estas son las opciones que nos da el mercado en este momento, ¿Cuál es más útil para ti?